Stay informed:

Ó/L, “Ribera del Yonne”, neoimpresionismo, Jean Vollet, 1982 – Francia

2.800 €
- +

Espectacular obra neoimpresionista, utilizando la técnica puntillista o divisionista, realizada por Jean Vollet, autor de origen francés, en la cual se representa una apacible escena de la ribera del río Yonne, afluente del Sena. Firmada y fechada en la parte trasera, donde se indica también que la obra se presentó en una exposición que tuvo lugar en Nueva York, en 1984, dedicada al puntillismo. Esta obra hace pareja con Saint Jean de Losne.

El puntillismo o divisionismo se inscribe en el “neoimpresionismo”, es la técnica utilizada por dicho movimiento artístico, que surge a finales del siglo XIX (1880-1905), durante las primeras vanguardias, liderado por Georges Seurat y Paul Signac.

A su vez, el neoimpresionismo es una de las corrientes del postimpresionismo. Lo único que tienen en común los distintos movimientos o corrientes postimpresionistas es la asimilación por parte de los artistas de la tendencia anterior, pero que lo asimilen no significa que lo imiten. Hubo quienes siguieron este camino y quienes lo rechazaron por completo. En cierta medida, el postimpresionismo rechaza las limitaciones del impresionismo, aportando una visión algo más subjetiva, con una mayor libertad formal y un uso más expresivo del color.

Impresionismo y neoimpresionismo tienen en común una mirada neutra de la realidad, y dentro de la neutralidad se fijan en los temas más modernos, un mundo de ocio burgués, urbano, intrascendente. Las obras muestran la realidad contemporánea, evitando recurrir a grandes temas como la mitología, la literatura o la religión.

Lo más significativo es la técnica. El puntillismo o divisionismo es la técnica predilecta del neoimpresionismo. Parte también de la imagen de la naturaleza, como el impresionismo, pero sigue unas leyes físicas. Los experimentos habían probado que la mezcla de colores ensuciaba, y que la única manera de evitarlo era la mezcla óptica. Los artistas optan, por tanto, por asignar a la retina y la mente del espectador la mezcla de los colores. Para ello se valen de una pincelada minúscula, muy corta y precisa, en forma de pequeños puntos, que permite que a una determinada distancia los colores se mezclen visualmente. Lo que se consigue así es un color mucho más puro y saturado.

Aquí es donde entra también en juego la teoría de los colores complementarios, la cual afirma que cuando dos complementarios se mezclan producen un color que tiende a gris o a marrón (la mezcla de colores los ensucia), y esto es precisamente lo que se procura evitar. Sin embargo, cuando dos complementarios se colocan juntos, el contraste entre ambos hace que parezcan más brillantes, más puros, más saturados. En el puntillismo, lo que entendemos como luces y sombras realmente son puntos de distintos colores. De hecho, el negro únicamente se utiliza como color local, no para las sombras. Las sombras son coloreadas.

La única mezcla capaz de producir el efecto deseado es la mezcla óptica. A una distancia determinada esos puntos se mezclan ópticamente y el resultado produce una intensidad de colores mucho mayor que cualquier mezcla de pigmentos en la paleta.

Todo esto hace que sean obras muy complejas y elaboradas, cuya ejecución requiere de mucho tiempo. Ya no se trata de pinturas rápidas, como pretendían ser las impresionistas. La propia técnica provoca también que las composiciones tiendan al estatismo.

Sobre el autor

Jean Vollet (1935-2015) nació en Montayral, Francia. Estudió arte en la Escuela de Artes Gráficas de Burdeos y se licenció en litografía. En 1962 decidió instalarse en París, donde comenzó a dedicarse por completo a la pintura, y donde empezó a exponer en el Salón de los Independientes. Desde entonces, sus obras se han expuesto en Nueva York, Tokio, Beverly Hills, Cannes… La influencia de Seurat, combinada con Renoir y Pissaro, es visible en las pinturas de Vollet, y su equilibrio y serenidad, son típicamente franceses.

Sin comentarios

Dimensiones: 73 x 92 x 5 cm. / 54 x 72 cm.

El envío del producto será pagado por el comprador de acuerdo con las dimensiones, peso y destino. En los gastos de envío se incluye el embalaje profesional hecho a medida; y el envío personalizado, con número de seguimiento y garantía. Nos pondremos en contacto contigo para gestionarlo y acordar el presupuesto. Desde Fragonard Interiors te aconsejamos que realices la compra de la pieza para así reservarla, de esta manera no perderás la oportunidad de adquirirla.

Alto (cm) 73.00
Ancho (cm) 92.00
Fondo (cm) 5.00
Peso (kg) -

Información de mi producto personalizado
GRATIS